Arbol de las calabazas

Arbol de las calabazas

Se denomina Árbol de las calabazas o Jícaro, a un árbol perennifolio cuyo nombre científico es Crescentia cujete, pertenece a la familia Bignoniaceae, es originario de América y con su fruto leñoso (la cáscara del mismo) se confeccionan desde la antigüedad recipientes livianos y muy resistentes. Su entorno típico es el pastizal de las planicies conocidas como sabanas, en altitudes que van desde los 1000 a los 2000 metros sobre el nivel del mar. Actualmente se lo emplea como ornamental en muchos jardines porque ofrece buena sombra y tiene bellas flores.

Es de porte medio, puede llegar a medir unos ocho metros de alto; su copa es amplia y bastante ramificada. Tiene hojas sésiles, de distinto tamaño aún dentro de la misma planta (entre 5 y 20 cm.), de consistencia coriácea, que aparecen formando grupos sobre las ramas. Sus flores son amarillentas con vetas de color rojo, pubescentes y pedunculadas, solitarias o pareadas, tienen el cáliz bilabiado y forma de campana, miden de 4 a 6 cm. de diámetro; brotan en la primavera.

El fruto de piel lisa, dura y lustrosa es entre esférico y ovoide, puede medir de 15 a 30 cm, comúnmente es recolectado antes de que alcance el límite de su madurez para que no se abra. Se multiplica mediante semillas, que son pequeñas (apenas sobrepasan el medio cm. y se hallan contenidas dentro de la pulpa gelatinosa) y también por esquejes de puntas de ramas nuevas. Necesita suelos poco profundos, fértiles, ricos en materia orgánica, con concentraciones de hierro o de calcio y un pH de 6.8. Prefiere climas templados, con temperaturas medias de 12º a 20º, no soporta las heladas, ni las temperaturas de más allá de los 30º. Tolera mejor la sequedad ambiente que la humedad, adecuándose mejor a las zonas con un bajo índice de precipitaciones.

Todas sus partes son útiles en mayor o menor medida, a la fruta se le atribuyen propiedades estomacales y febrífugas, a las hojas se las considera útiles en casos de hipertensión, de las semillas se extrae aceite y de la pulpa se obtienen azúcar y alcohol etílico; con la madera se fabrican mangos para herramientas. Las plagas no le afectan de manera significativa pero sí son varios los insectos que se alimentan de sus hojas o su savia. Si es zona de pastoreo se aconseja establecer un cerco perimetral para que los animales no tomen como alimento las plantas nuevas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s